disgnostico-de-la-cultura-organizacional

La cultura organizacional es un factor determinante para el éxito de una empresa y su duración dentro del mercado en Paraguay.

Toda organización desea que sus integrantes rindan de forma óptima y se sientan cómodos trabajando en equipo. Para lograr esto es importante diseñar y promover con detalle una cultura organizacional que facilite el trabajo.

No obstante, antes de empezar a realizar los cambios respectivos se debe evaluar y entender la cultura organizacional actual de la misma, es decir, realizar un diagnóstico. Este diagnóstico se ejecuta entendiendo que cada organización tiene su cultura así no esté plasmada en ningún manual y va más allá de un código de vestimenta.

Primera etapa: entendiendo la cultura actual

Antes de iniciar cambios dentro de la organización es necesario comprender cómo se comporta actualmente a nivel cultural. Puede que en principio no se tenga una idea clara de qué sucede en cada uno de los departamentos de la empresa y esto podría ser un obstáculo a la hora de implementar modificaciones en la forma en que se trabaja.

Este análisis previo comienza al identificar cuál es la misión de la organización y su evolución en el tiempo, es decir, cómo han cambiado sus productos, personal y estructura organizativa. Estos datos permiten tener un conocimiento general de la compañía.

Segunda etapa: análisis externo e interno

Luego de conocer de manera general la organización es necesario comprender cómo esta se relaciona con el entorno (análisis externo) y cómo está organizado internamente (análisis interno) el uso de los recursos.

La cultura organizacional se descubre entonces entrevistando a los gerentes de los diferentes departamentos, así como a sus colaboradores. También se deben consultar informes, programas y otros documentos que estén disponibles para tener una información más exacta sobre la gestión de la organización.

Tercera etapa: usa un instrumento de evaluación

Con la información que ya se ha recolectado es posible caracterizar la cultura organizacional actual. El siguiente paso es comparar dichos resultados con lo que se quiere alcanzar a futuro, es decir, identificar dónde se encuentran las discrepancias entre los valores culturales que se desean y los que se tienen.

Esta evaluación permite tanto identificar fortalezas y debilidades con el fin de minimizar su impacto, así como comprender si la cultura actual está alineada o no con los objetivos de la empresa.

Cuarta etapa: implementación y control de una nueva cultura

Una vez que se han identificado los valores que se deben cambiar dentro de la cultura organizacional viene la etapa de declaración e implementación de una nueva cultura. Hay que tener en cuenta que el cambio no se da de la noche a la mañana y los resultados pueden tardar un poco en verse reflejados.

Por supuesto, para medir el impacto se deben establecer mecanismos de control en base a indicadores medibles, ya sea en productividad o en algún otro indicador deseado. Claro está, para lograr un mayor impacto se deben realizar análisis más exhaustivos dentro de la organización.

Desde Yoica ofrecemos este servicio a través de un Análisis de Cultura, para aquellas empresas interesadas en potenciar su cultura corporativa pueden contactar con nuestros consultores: Ana Vallet: anavallet@yoica.com.py(+595 981) 743 066